domingo, 24 de agosto de 2008

A MI PADRE


¡AH, DIOS MIO!, COMO SE VAN PERDIENDO
EN EL TIEMPO MIS AÑOS,
¡AH, DIOS MIO!, QUE LEJOS HAN QUEDADO
ESOS DIAS QUE ME LLEVABA
MI PADRE DE LA MANO MIENTRAS
ME DABA SUS CONSEJOS SABIOS.

VIVEN EN MI LOS RECUERDOS DE NIÑO,
AÑOS QUE VIENEN DESPACIO,
PRIMERO AVANZAN CON LENTITUD,
PORQUE QUERIA SER GRANDE
PARA NO QUEDARME EN CASA.

QUERIA ACOMPAÑAR A MI PADRE MUY LEJOS,
QUERIA ACOMPAÑARLO AL FIN DEL MUNDO,
POR QUE MI PADRE ERA FUERTE,
ERA MUY INTELIGENTE,
ERA MEJOR QUE NINGUNO.

HUBO UN TIEMPO EN QUE YA NO QUERIA
QUE PASARAN LOS AÑOS,
POR QUE MI PADRE YA ESTABA ENFERMO,
Y SE LE CUBRIERON DE ARRUGAS SUS MANOS.

¡OH! SEÑOR. ¿POR QUE NO DETUVISTES EL TIEMPO?
QUE LO DETUVIERAS TE PEDIA,
POR QUE TU PUEDES HACERLO,
POR QUE YO EN VERDAD, NO ENTIENDO.

¡DIOS MIO! ¿POR QUE?
¿POR QUE SE NOS VA LO BUENO?


2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Jose Luis, Tu sabes que no se ha ido lo bueno. Tú tienes lo bueno.

Beoso
je.

José Luis dijo...

si, pero aun asi, se echa de menos.
gracias.

Relajación- clasica, celta y espirituaL - lA musica de lOs dioses - Musica Instrumental