sábado, 20 de septiembre de 2008

LO QUE ME ENSEÑO MI PADRE

Lo más valioso no es lo que tengo en mi vida, sino a quien tengo en mi vida.
No es bueno compararse con los demás porque siempre habrá alguien mejor o peor que yo.
No puedo hacer que alguien me ame, lo que puedo hacer es dejarme amar.
"Rico" no es el que más tiene, sino el que menos necesita.
Debo controlar mis actitudes o mis actitudes me controlarán.
Hay gente que me quiere mucho, pero que simplemente no saben cómo demostrarlo.
Aprendí que no siempre es suficiente ser perdonados por otros, algunas veces debo perdonarme a mí mismo.
La felicidad no es cuestión de suerte sino producto de decisiones.
Dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.
Al retener a la fuerza a las personas que amo, las alejo más rápidamente de mí y, al dejarlas ir, las tengo para siempre a mi lado.
Amar y querer no son sinónimos sino antónimos: el quererlo exige todo, el amar lo entrega todo.
Toma años construir la confianza y sólo segundos destruirla.

5 comentarios:

sedemiuqse dijo...

bello. Muy bello y sabio.

J. Marcos B. dijo...

Tu padre, un sabio.

Un abrazo.

José Luis dijo...

Muy en el fondo de nosotros, sabemos todo esto. Sólo hace falta ponerlo en práctica.
Abrazos a todos.

Anónimo dijo...

Soy camionero como tu padre...se de lo que hablas.Me he emocionado al leerte. Recibe un fuerte abrazo. JOSOC.

José Luis dijo...

Gracias JOSOC, aprecio mucho a los profesionales de la carretera, he vivido este mundo desde pequeño con él, y sé de antemano que sienten personas como tú. Yo no he seguido los pasos de mi padre, pero veo muchos como tú, y me recuerdan por supuesto a mi propio padre. Saludos a ti amigo y a todos los profesionales de la carretera..., amigos camioneros.

Relajación- clasica, celta y espirituaL - lA musica de lOs dioses - Musica Instrumental