domingo, 7 de septiembre de 2008

OTRA CARTA PARA TI

Hoy me siento inspirado, ¿ o es que la tristeza me invade y por eso te escribo?, no lo se..., lo único que sé es que te hecho mucho de menos.


Querido Papá:

Quiero contarte algo que se refiere a nosotros dos. Quiero compartir contigo algunas experiencias que viví a tu lado sin que tu lo supieras, experiencias que de alguna manera apreciaría transmitirle a mi hijo, cuando sea yo quien lo tenga.

.... Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle al Ser Supremo salud y trabajo para nosotros, y aprendí que existía Alguien con quien yo podría hablar en el futuro.

.... Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y por tus amigos enfermos, y así aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

.... Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que nada tenían, y aprendí que aquellos que tienen, debemos compartirlo con quienes no tienen.

.... Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades, aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable.

.... Cuando pensabas que no te veía, vi tus lágrimas , y entonces aprendí que a veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

.... Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

.... Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una buena persona.

.... Cuando pensabas que no te veía, te vi y dije: ¡gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía!

Con cariño:
Yo, tu hijo.

2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Pura sensibilidad, y puro amor.
Muchos como tu, deseo para este mundo.
besos
je

José Luis dijo...

Muchos como nosotros quieres decir.
jeje.

Relajación- clasica, celta y espirituaL - lA musica de lOs dioses - Musica Instrumental